Mi Cuenta

Dormir para una mejor piel

El descanso nocturno es el momento perfecto para la renovación celular y la prevención de los signos de la edad en la piel.

Privarnos de un sueño completo en la noche impacta nuestro cuerpo mucho más allá de qué tan cansados podamos estar al día siguiente; numerosos estudios han comprobado que no darle al cuerpo el descanso necesario está asociado a numerosas patologías que van desde trastornos cardiovasculares y mentales, hasta enfermedades autoinmunes. 

En el caso de nuestra piel, el no dormir de manera correcta afecta la apariencia de esta y su salud, causando efectos como:

  • La piel se torna frágil y reseca.
  • Pierde elasticidad.
  • El área alrededor de los ojos se inflama y da paso a las ojeras.
  • Se vuelve más propensa a la aparición de líneas de expresión y arrugas. 
  • Pierde colágeno.
  • Las células no se regeneran correctamente.
  • Crea un aspecto opaco.

En la noche es cuando se activa el ciclo circadiano asociado a la regeneración celular que impacta no solo el cuerpo a nivel de organismo, sino también la piel. Este proceso nocturno es el más adecuado para que las células regeneren los tejidos de la piel manteniendo una apariencia joven y fuerte, capaz de resistir de manera óptima los agentes contaminantes que la atacan en el día a día.

Así mismo, es el momento en el que diferentes hormonas de bienestar son liberadas y trabajan en el cuerpo para regular nuestras funciones biológicas, dando paso a una mayor vitalidad.

Al dormir durante el tiempo necesario en las noches (6-8 horas), no solo nos recuperamos del día, sino que también ayudamos a que nuestra piel se regenere de todo a lo que fue expuesta durante la jornada, fomentando su correcto funcionamiento a nivel celular para un mejor aspecto y salud. 

Conoce aquí más de cómo cuidar tu piel al dormir y potencializar este proceso.

 

0
Carrito de la compra
There are no products in the cart!
Subtotal
$0
Total
$0