Mi Cuenta

Ejercicio durante la pandemia

A veces las limitaciones son más mentales que físicas, a veces son una oportunidad para activar la creatividad y buscar soluciones alternativas, así que no más excusas, saca la sudadera del clóset y ponte los tenis que ya es hora de volver a estar en forma, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán, y aunque el mundo cambió en 2020 y no queremos que te expongas más de lo necesario, te vamos a dar algunos tips para activar tu cuerpo sin exponerte demasiado.

Muévete en casa

Aunque poco a poco nos adaptamos y salimos más, muchos siguen trabajando desde casa la mayoría del tiempo como medida preventiva de las empresas, o simplemente evitando salidas al máximo para no exponerse. Esto requiere un poco de creatividad para aprovechar nuestros espacios por más pequeños que sean. ¡Tu casa es tu gimnasio! Pon música, súbele el volumen y recorre la casa bailando, si tienes máquinas de cardio no las uses solamente para colgar ropa, súbete y quema algunas calorías, si tus rodillas los permiten, salta la cuerda, sube y baja las escaleras o camina rápidamente por la casa durante 10 o 15 minutos. Si necesitas una guía digital puedes descargar una app de entrenamiento o seguir un canal de YouTube que te enseñe rutinas, pero no te quedes solo viendo videos de gatos divertidos. Hacer yoga es una super buena idea, ya que además ayuda a reducir la ansiedad y aliviana tu mente. Sentadillas, abdominales y flexiones de pecho contra el mesón de la cocina o en el piso, son el estándar infalible del ejercicio en casa.

Muévete afuera

A medida que vamos tomando confianza para salir más, es bueno recuperar nuestras costumbres saludables de ejercicio o incluso adquirirlas si no las teníamos antes. Así que si estás lista para salir todos los días puedes empezar con una caminata alrededor del barrio con la familia, o salir sola a trotar, recuerda mantenerte a dos metros de distancia de otras personas. El parque del barrio también te proporciona un espacio ideal para estirar, hacer aeróbicos y tomar aire puro. Saca la bicicleta que tenías guardada y ve por un par de vueltas, las calles no debían estar muy llenas así que seguro disfrutas el paseo y el ejercicio.  Al regresar lávate bien las manos y dedícale un tiempo a tu rutina de belleza y cuidado de la piel.

En general el mensaje es: “no dejes de moverte”, sobre todo si estás en casa todo el día, si te animas a salir, cuídate y cuida a los demás, pero sigue en movimiento. No tiene que ser ejercicio fuerte todo el tiempo, haz lo que se sienta bien y recuerda que no necesitas seguir estándares de belleza, tu cuerpo es tuyo y debes cuidarlo de la manera que prefieras.

0
Carrito de la compra
Aún no agregaste productos.