Mi Cuenta

Limpia tus poros en 3 pasos

Un rostro limpio es un rostro sano, por lo que para que siempre tengas el mejor look debes asegurar que tu piel esté libre de impurezas.

La piel tiene su propio ciclo de renovación natural en el que las células se regeneran continuamente para reemplazar a las células viejas en la superficie de esta. Sin embargo, con la edad y los malos hábitos, el ritmo de renovación celular se puede ver afectado y no ser tan efectivo, causando cambios en el aspecto de la piel y haciendo que esta se vea sucia, por lo que necesita una ayuda extra para verse limpia y bella.

Una mujer Kuida sabe que la limpieza de la piel del rostro es un paso fundamental en su rutina de cuidado, por lo que antes de asegurarte de que la hidrates de manera correcta y profunda, primero debes seguir estos tres pasos para limpiar tus poros y prevenir que se obstruyan, deshacerte de células muertas y tener un aspecto luminoso:

  1. Lava tu rostro con agua tibia para que los poros se abran y sea más fácil retirar cualquier impureza sin hacer mayor esfuerzo.
  2. Aplica el Exfoliante Facial y Corporal de Kuida en el rostro haciendo movimientos circulares de adentro hacia afuera y de manera ascendente, sacude el exceso de piel muerta y déjalo reposar para que tu piel absorba sus propiedades hidratantes.
  3. Luego de varios minutos y después de haber dejado que tu piel se hidrate, enjuaga tu rostro con agua fría para que los poros se cierren y te ayuden a tener un look más uniforme en tu piel.

Haz este proceso no más de 2 veces por semana y al poco tiempo comenzarás a notar la diferencia, tendrás un rostro más luminoso, suave y con un tono mucho más uniforme.

0
Carrito de la compra
There are no products in the cart!
Subtotal
$0
Total
$0